Cómo crear un currículum eficaz

Pensar que nuestro currículum se lee con dedicación puede ser un error, ya que según una reciente estadística, un reclutador dedica una media de 7 segundos durante la primera revisión de un currículum y para captar la atención en tan poco tiempo es fundamental crear un currículum extremadamente eficaz.

En este post veremos cómo redactar un CV sin cometer errores, pero también qué borrar y qué insertar cuando queremos cambiar nuestra trayectoria profesional.

Qué tener en cuenta al crear un currículum

  1. Diseño Apropiado: a primera vista es importante que el estilo del CV sea acorde con el puesto que queremos obtener. Evita formularios para rellenar, mucho mejor un diseño sencillo que algo ya visto millones de veces.
  2. Diferenciación: es fundamental aclarar exactamente qué elementos de nuestra experiencia hacen que el currículum sea diferente al de otros candidatos.
  3. Estructura: para facilitar la lectura es importante organizar una buena redacción del perfil profesional y una explicación de los resultados obtenidos en cada experiencia laboral. El orden cronológico y la división en secciones son elementos clave.
  4. Personalización: una única plantilla de currículum no es válida para todas las solicitudes de empleo, es importante tener mas de un CV y adaptarlo siempre al perfil de la empresa a la que va dirigido.
  5. Contenido: debe ser preciso y orientado al rol al que aspiramos. La ortografía perfecta y el uso de palabras clave son esenciales.

Qué quitar del currículum

Cuanto más conciso sea tu currículum, más fácil será para el reclutador encontrar algo que llame su atención.

Para ganar ventaja sobre otros candidatos, solo tendrás que centrarte en experiencias y aspectos personales que puedan ser de interés para la empresa.

En particular, un buen CV elimina todos los datos innecesarios para que unicamente con un escaneo visual sea posible encontrar algo de interés sobre el candidato.

  1. Contacto desactualizado: nunca poner un número de teléfono que no se usa. Puedes perder la oportunidad que estabas esperando.
  2. Correo electrónico no profesional: obviamente, debes proporcionar una dirección de e-mail válida a la que tengas acceso, pero si el único correo electrónico que tienes no es profesional (prácticamente cualquier cosa que no sea el nombre / apellido), te recomendamos crear uno. Evitar apodos es muy aconsejable.
  3. Fotos incompatibles: evita fotos que tengan muchos años, y sobre todo aquellas que no nos representen como profesionales. Aunque parezca aburrido, la foto en formato «DNI» es mucho mejor que una de las vacaciones o una recortada de la última foto familiar.
  4. Aficiones u otros intereses no relevantes: es importante incluir solo aficiones o intereses no laborales directamente relacionados con el trabajo que estas solicitando.
  5. Experiencia laboral de hace más de 10 años: a menos que acabes de terminar la universidad o seas un ejecutivo con décadas de experiencia en la industria, no deberías agregar más de 4 o 5 años de experiencia laboral que no supere los últimos 10 años.
  6. Formación no inherente al puesto: nunca se deja de aprender, y la formación en todos los campos es importante. Sin embargo, hay que evitar incluir cursos que no son relevantes para el reclutador en el CV; por ejemplo si estamos solicitando un trabajo en contabilidad, informar que hemos hecho un taller de cocina oriental es absolutamente irrelevante.

 

Consejos para crear un currículum cuando quieres cambiar de profesión

No es raro que llegue un momento en la vida en el que surjan dudas sobre la profesión y si es la adecuada para nuestro futuro.

Muchas veces un cambio de trayectoria puede ayudar a encontrar un trabajo más interesante o estimulante, que permita obtener beneficios también en la vida personal.

Si estas considerando cambiarte a la industria cannábica,comienza por actualizar tu currículum y carta de presentación con la experiencia y el conocimiento que tienes en el campo y revisa tus habilidades actuales desde un nuevo enfoque.

Cómo actualizar tu currículum si estas pensando en cambiar de trabajo

  1. Investiga sobre el nuevo sector: es importante realizar una investigación exhaustiva para conocer todos los aspectos relacionados con la nueva profesión o el nuevo sector. Hay que estudiar a fondo lo que requiere el puesto, lo que es esencial para la empresa y lo que les gustaría ver en un currículum.
  2. Aprende la «jerga» del sector: otro aspecto a no subestimar es conocer y familiarizarse con los términos de la nueva profesión que hemos elegido. Cada sector tiene su propia jerga: terminología, siglas o iniciales que solo tienen sentido para aquellos en ese campo en particular. Tu objetivo es poder traducir tus puntos de fuerza y experiencias en términos que sean familiares para el nuevo empleador. Para ello, es importante leer publicaciones, seguir las redes sociales del nuevo sector y participar en eventos dedicados.
  3. Identifica tus habilidades transferibles: cuando se trata de cambiar de carrera, es muy común no tener experiencia previa. Por tanto, el currículum no puede basarse en ello, por lo que debes mejorar la información sobre tus competencias o formación específica.
  4. Destaca tu formación: a medida que avanzas en tu nueva carrera profesional, la educación puede perder importancia en el CV. Pero si está buscando entrar en un nuevo campo, puede valer la pena destacarla si te ayuda a demostrar conocimientos específicos de la industria. Si has realizado cursos o talleres especifícalo en la parte superior del CV y ​​luego deja espacio para las habilidades y las experiencias.

 

Ahora que conoces las características de un currículum eficaz, tomate el tiempo para crearlo y personalizarlo para que te represente de la mejor manera.
Un método de verificación puede ser que amigos o familiares lo lean antes de enviarlo para identificar posibles errores o para dejarte una opinión desinteresada.

¿Estás list@ para crear el currículum perfecto?

Si aún tienes dudas o quieres compartir algún consejo, deja un comentario.

 

Noticias

Deja una respuesta