Cómo afrontar los últimos días de trabajo antes de las vacaciones

Se acerca el verano y probablemente si estás leyendo esto es porque aún no estás en una hamaca al sol, pero te gustaría estarlo. Normal, ya que las vacaciones son fundamentales para recuperar fuerzas, descansar y centrarnos en nosotros mismos.

Muchas personas encuentran estresantes los días previos a las vacaciones, con responsabilidades que delegar, trabajo que organizar o tareas que finalizar a tiempo.

En este blog veremos qué es el estrés prevacacional y también te daremos algunos consejos útiles para que la espera de las vacaciones no te queme.

El estrés previo a las vacaciones

Los días inmediatamente anteriores a las vacaciones son aquellos en los que los directivos y profesionales más sufren pérdidas físicas por turnos pesados, exceso de responsabilidad o conflictos diarios con los compañeros.

Normalmente, quienes más sufren el estrés prevacacional son personas muy comprometidas con la empresa que se sienten obligadas a dejar el trabajo terminado antes de poder irse de vacaciones.

¿Cómo saber si tú también sufres estrés prevacacional?

Aquí una pista:
Te sientes meno concentrado, desenfocado y cansado. Experimenta dolor de estómago y taquicardia, especialmente en el trabajo.

Si te identificas, no te preocupes. Hay remedio para todo.

Cómo superar el estrés previo a las vacaciones

Empieza organizando tu espacio de trabajo y agenda, no olvides ordenar todo según su prioridad.

Planificar te ayudará a sentirte más relajado y sabiendo que tienes la situación bajo control podrás disfrutar por fin de tus merecidas vacaciones.

Si tienes la oportunidad de delegar alguna responsabilidad: hazlo, no te arrepentirás. No es agradable pasar los días de vacaciones al ordenador o al móvil, además corres el riesgo de volver al trabajo más cansado que antes.

Un aspecto que no se debes subestimar es el físico, trata de hacer deporte y controlar tu respiración. Si no tiene ganas de inscribirte en ningún curso presencial, usa YouTube y busca tutoriales o clases online.

Evita las comidas pesadas, come bien y trata de dormir al menos 7-8 horas, aléjate de situaciones innecesariamente estresantes y rodéate de personas positivas.

No tengas prisa, no cuentes los días, las horas y los minutos que te alejen de tus vacaciones: mantén la calma. Permítete unas horas de relajación al día, tiempo solo para ti y tus pasatiempos o actividades que te hagan sentir bien.

Mantenerte relajado te ayudará a ser más resistente mentalmente y a evaluar mejor cualquier evento o contratiempo. No podemos predecir el futuro, así que relájate y piensa en vivir plenamente el momento presente.

Conclusiones

Cómo habrás podido deducir, para afrontar los días previos a las vacaciones es fundamental poder desconectar por completo dejando el trabajo en la oficina.

Cumple con tus horas de trabajo y después de eso, deja de pensar en clientes, tareas o plazos.

No es fácil, y es normal, porque estamos acostumbrados a la rutina que nos exige esfuerzo y dedicación durante un gran número de horas de nuestra vida. Nos mantenemos constantemente en alerta, revisamos teléfono y correos electrónicos, a veces incluso los fines de semana.

Después de años de rutina, trabajamos en «automático» y es normal que te cueste concentrarte en diferentes actividades, no te pasa solo a ti.

El estrés puede causar problemas a largo plazo, y esto en algunos casos puede conducir a diversos desequilibrios emocionales o psicológicos.

Vivir en un constante estado de agotamiento (estrés crónico) es muy dañino para la salud mental, puede causar problemas como ansiedad, ataques de pánico y depresión.

Pero cada momento es el momento adecuado para cambiar actitud ante la vida, así que prueba a seguir estos consejos e intenta desconectar durante tus vacaciones para disfrutarlas y recargar pilas.

¡Lo haces por ti, pero también por tu trabajo y tu carrera! Seguro que cuando vuelvas de vacaciones aportarás mucha más energía positiva al entorno laboral si de verdad consigues desconectar de los compromisos laborale y disfrutar del tiempo exclusivamente para ti y para lo que te hace sentir bien.

Te deseamos que pases las merecidas vacaciones en total desconexión del trabajo y que vuelvas con más determinación que antes.

Si quieres compartir tu experiencia con nosotros, déjanos un comentario.

Noticias

Deja una respuesta