Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

Descubre como causar una buena impresión durante una entrevista de trabajo. En este artículo encontrarás consejos útiles, las preguntas más frecuentes de los reclutadores y las preguntas que te recomendamos hacer.

Cómo causar una buena impresión

Tu currículum te llevó hasta aquí, ahora depende mucho de la impresión que seas capaz de despertar. Recuerda que: No existe una segunda oportunidad para dar una buena primera impresión, pues según las estadísticas el 52% de los responsables de recursos humanos deciden quién es apto para el puesto entre la primera y la segunda entrevista.

Cuando se trata de una entrevista con una empresa del sector cannábico, es muy importante presentarse como un profesional porque, si bien puede ser una industria menos formal que otras, no significa que la empresa no busque seriedad en un candidato. Utiliza tus conocimientos sobre la planta para crear empatía, pero siempre con profesionalidad y coherencia argumentativa.

Consejos

  • Llega preparado:es buena idea recordar el nombre de la persona con la que estás en contacto, si no lo conoces intenta hacer una investigación sobre los valores de la empresa y sobre cuáles son sus actividades.
  • Qué vestir: ten en cuenta que cuando te contraten tendrás que representar los valores de la empresa, procura vestirte de manera adecuada de acuerdo al rol que buscas. Lo importante es sentirse cómodos con lo que se lleva.
  • Puntualidad: es un elemento fundamental para empezar a dar una buena impresión, puedes planificar la ruta con antelación intentando tener en cuenta cualquier retraso.
  • Actitud positiva: llegar con una sonrisa y estrechar la mano con firmeza (sin exagerar) puede hacer que establezcas un contacto positivo desde el primer momento.
  • Lenguaje corporal: trata de ser consciente de tus movimientos y expresiones, si no te sientes preparado, prueba frente al espejo. El lenguaje corporal dice mucho de una persona y cómo afronta el momento. Durante la entrevista, mantén una posición erguida, exprésate con entusiasmo y evita movimientos nerviosos o repetitivos.
  • Hablar demasiado o demasiado poco: es importante escuchar atentamente las preguntas y responder de manera centrada y pertinente, posiblemente hablando de ejemplos concretos y tratando de crear empatía. La síntesis es importante pero sin exagerar, no te expreses con monosílabos.
  • Aprovecha al máximo el tiempo: por lo general, una entrevista dura de 20 a 50 minutos, mantén tu atención durante todo el tiempo.
  • No fumes:procura no fumar (ingerir, vaporizar…) cannabis antes de acudir a la cita, no es el momento de bajar la guardia: es una oportunidad que no se repetirá.

Entrevista de trabajo: un encuentro único e irrepetible.

Preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo

Los responsable de recursos humanos tienen pocos minutos para saber si eres la persona que buscaban y las preguntas suelen estudiarse también en función del perfil del candidato. No se trata de dar respuestas perfectas, se trata de marcar la diferencia. Es importante no quedarse pasivo y tratar de crear un diálogo.Es un encuentro único e irrepetible, intenta dar lo mejor de ti y sé coherente con la información que has dado en el currículum.

Cuéntanos sobre ti y tus experiencias

Estudia posibles respuestas y una presentación sobre ti y tu trayectoria profesional. Intenta ser espontáneo, aunque parezca una obviedad es importante tener personalidad y tratar de destacar entre los demás candidatos. Identifica los elementos a enfatizar, es decir, cuánto peso dar a cada aspecto del curriculum.

¿Cuáles son tus puntos fuertes y débiles?

Una banalidad, pero muy temida. Es probable que un candidato que conoce sus puntos fuertes pueda expresarlos mejor en su trabajo en el día a día y, al mismo tiempo, reconocer sus propias debilidades (nadie es perfecto) es un signo de madurez. Trata de adaptar la respuesta de acuerdo al puesto que se ofrece, identifica las habilidades que requieren y sobre todo trata de transformar tus debilidades para que no aparezcan como defectos. No uses clichés y recuerda que es mejor admitir que tienes defectos y tener una estrategia para superarlos que ignorarlos.

¿Por qué te interesa este trabajo?

Demuestra que conoces bien la empresa y sus valores, visita su web y sus redes sociales. Haz que los responsables de recursos humanos entiendan que conoces la oferta y que cumples con los requisitos exigidos, céntrate en la reputación de la empresa y la satisfacción que te puede dar trabajar con ellos. No decir nunca: «Necesito dinero», «Está detrás de mi casa» u otras respuestas demasiado vagas.

¿Por qué deberíamos elegirte?

Esta es una pregunta insidiosa, que no tiene una respuesta estándar. Para impresionar el reclutador tendrás que destacar entre todos los candidatos y hacer algo más, evita una actitud de superioridad e intenta parecer consciente de que eres la persona adecuada para esa oferta de empleo. Enfatiza tus puntos fuertes y comunica con empatía tu pasión por el trabajo, afirmando firmemente tu deseo de ser parte del equipo.

¿Cómo superaste un obstáculo en el trabajo?

Sea cual sea tu profesión, seguramente te has enfrentado a algunos retos durante tu jornada laboral. Un cliente enojado, un proveedor que no llega a tiempo o un compañero que se equivocó… cualquier episodio que quieras contar, trata de enfocarte en la solución y no en el problema, resalta cómo lograste solucionarlo y convertirlo en una oportunidad.

¿Dónde te ves en 5 años?

Tus perspectivas para el futuro juegan un papel muy importante para los empleadores. Encuentra la fórmula adecuada para describir tus objetivos profesionales, no te divulgues sobre ambiciones privadas y trata de no distanciarte demasiado de lo que podría ser coherente con la oferta de trabajo.

Es importante tener personalidad y tratar de destacar entre otros candidatos, identifica tus puntos fuertes.

Qué preguntar durante una entrevista de trabajo

El momento de la entrevista no solo es importante para darse a conocer, sino que también es una gran oportunidad para conocer la empresa y su misión. Hacer preguntas y pedir explicaciones si algo no te queda claro puede ayudarte a conocer más sobre el puesto y los proyectos futuros de la empresa; además, siempre es sinónimo de curiosidad e ingenio, cualidades muy apreciadas por los responsables de recursos humanos.

¿Puedo preguntar por el sueldo?

Normalmente el salario ya está informado en el anuncio de empleo. De todas formas no hay inconveniente en solicitar información sobre la remuneración, lo importante es pedirla correctamente.

Durante la primera entrevista de trabajo es bueno resaltar tus habilidades y entusiasmo, deja que el reclutador sea el primero en abordar el tema. Si no lo hace, puedes esperar hasta que termine la entrevista para ver si el salario es adecuado para el puesto y tus expectativas.

No se debe dar la impresión de estar ahí solo por el dinero. Aunque, básicamente, de eso se trata: de dar un servicio de trabajo para recibir una compensación.

Si te has recién licenciado no apuntes al salario más alto posible, sino a uno acorde con tu formación y experiencia. Ten en cuenta las oportunidades de crecimiento profesional y la formación que ofrece la empresa, a veces es mejor empezar con un salario más bajo y tener posibilidad de hacer carrera que tener un buen salario pero solo por unos meses. Dependiendo del rol del vacante, puedes comenzar preguntando sobre los beneficios o incentivos que prevé el contrato.

Convierte la pregunta en una solicitud de aclaración sobre las perspectivas de la empresa, no debemos ocultar nuestro interés económico, pero es bueno recordar de formular siempre la pregunta con elegancia y diplomacia

¿Cuáles serán exactamente mis tareas?

Si en el anuncio de trabajo las tareas y responsabilidades no estaban descriptas, esta es una pregunta que puedes y debes hacer para saber si realmente es el trabajo adecuado para ti. Además, al conocer los detalles, podrás identificar cuál experiencia o formación de tu CV puede resultar más interesante a la empresa.

¿Hay oportunidad de hacer carrera?

Esta pregunta demuestra tu voluntad de crecer profesionalmente y que eres alguien que puede comprometerse a largo plazo. Podrías pedir que te den algunos ejemplos, de cómo funciona el equipo y cómo ha ido creciendo con el tiempo, de esta forma sabrás si es un equipo estable o si cambia con frecuencia.

¿Cuándo sabré si he sido seleccionado?

Muchas veces la espera es tensa, y más si el trabajo nos interesa especialmente. Desafortunadamente, no todos los departamentos de recursos humanos se ponen en contacto con el candidato cuando la entrevista no fue exitosa, por esta razón, es recomendable preguntar si la empresa tiene la intención de volver a comunicarse contigo para informarte sobre su decisión.

 

Esperamos que nuestros consejos te sean útiles para afrontar tu próxima entrevista de trabajo; Si deseas obtener más información y saber cómo crear un currículum perfecto, encuentras nuestro artículo aquí.

¿Aún tienes algunas dudas y no sabes cómo prepararte para una entrevista? Deja un comentario y contestaremos lo antes posible.

 

Noticias

Deja una respuesta